El futuro tiene mirada de mujer

Lo mejor de nuestro país reside en las personas, en un mundo cambiante como el actualmente el que la sociedad se encuentra con nuevos desafíos,con la globalización, un innovación permanente y esta pandemia , la agenda de la competitividad de España es la agenda del talento, del empleo y de poder a traerlo hacia nuestro país. El talento, mantenido y cultivado lo que se necesita un objetivo común entre hombres y mujeres.

Reinventar la mentalidad es un factor fundamental que cambia la cultura de las empresas, la sociedad y se esta produciendo y al hablar de la mujer es un cambio de mayor magnitud que solo se puede conseguir desde la educación y la formación.

Irene Cano; directora de Facebook Iberia, cree que desde las herramientas que suponen el mundo digital se comunica bien la marca España en el deporte, en el mundo de la restauración o la moda; que escala en la calidad y conocimiento de la marca.

“la mujer debe valorarse más y continuará  exigiendo su lugar en el mundo”                                            Rosa Montero, escritora

Hay que volver a las raíces humanas, el conocimiento y la emoción; de tener curiosidad, las ganas de aprender y la flexibilidad, son elementos que dependen de la actitud ante la vida; desde el optimismo, los robots nunca sustituirán al ser humano en ciertas habilidades del ser humano, como son la confianza, construir la relación, la empatía el networking o la negociación.

Hoy se vive un momento apasionante con las nuevas tecnologías .la gestión y análisis de los datos permite tener mucho más conocimiento y más información. La tecnología esta para solucionar problemas,no para crearlos. pero hay que humanizarla y esta al servicio de personas

En conclusión ; como mujer  tenemos un lugar y para seguir generando un valor que  deja huella, es el  momento de observar en lo que puede ser  tu realidad, es cierto no fácil; posicionarme y siendo leal contigo misma y conociéndote, la creatividad yace en la tranquilidad…TRABAJO , ESFUERZO Y COMPROMISO; son claves para evolucionar.

                                                                                               KARIN ILLESCAS